Aplican Conocimientos en Recintos Poblanos

Como cada cuatrimestre, los alumnos de nivel bachillerato de Universidad ICEL campus Ermita, salieron de las aulas para aplicar el conocimiento aprendido en sus materias y obtener así el porcentaje correspondiente a la evaluación del tercer parcial.

Valora este artículo
(0 votos)

Con cámaras fotográficas, practicarios, lápices, plumas y mucho entusiasmo, estudiantes de los Bachilleratos Tecnológicos en Comunicación, Computación, Programación, Administración, y de los grupos 111, 112, 113 y 211 de Turismo, partieron hacia el estado de Puebla. Allí visitaron la zona arqueológica de Cholula, el Parque de los Fuertes de Loreto, la Capilla del Rosario y la Catedral.

Tras dos horas de camino, la primera parada de maestros, alumnos y guías se dio en el museo de sitio de la zona arqueológica de Cholula, para luego recorrer un túnel que da fe de la edificación del llamado “cerro hecho a mano” y tener acceso a la pirámide más grande del mundo, con 430 por 460 metros de lado y con una altura de más de 60 metros.

Rodeada de áreas verdes, la gran pirámide dedicada al dios de la lluvia: Chiconquiahuitl, se convirtió en el objetivo preferido de los flashes estudiantiles para tomar fotografías y encuadrar su pasión.

El segundo punto visitado fue el Parque de los Fuertes de Loreto, ubicado en avenida Ejércitos de Oriente Puebla; no sin antes efectuar un tour turístico arriba del autobús para conocer parte de la historia del zócalo poblano, ya que los guías ofrecieron información interesante al alumnado de UI Ermita.

Construido con motivo del 150 aniversario de la Batalla de Puebla, dicho parque impresionó a los estudiantes por la espectacular vista que se percibe de la llamada Ciudad de los Ángeles, desde su mirador La Mantarraya.

Tras descender del autobús, la mayoría de ellos decidió tomarse la foto del recuerdo en el colorido letrero de Puebla; otros optaron por caminar sobre sus senderos ondulantes, “ideales para patinar”, decían. Eso sí, ninguno se quedó con las ganas de bajar al Lago de la Concordia y mirar de cerca a los patos que allí residen.

Por último, se dirigieron a la Catedral de Puebla, el monumento más representativo de la ciudad, por las joyas arquitectónicas que posee en su interior, sin embargo, por disposición gubernamental no pudieron capturar imágenes de su interior, sino sólo de su fachada.

Aún así, los alumnos estuvieron atentos a la explicación de los guías, quienes recalcaron la historia de la también llamada Catedral de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción, cuya construcción data de 1575.

Antes de emprender su viaje de regreso al Distrito Federal, se deleitaron con una degustación gastronómica del restaurante Fonda Santa Clara: sopa de fideos, arroz con verduras, papas horneadas, frijoles de la olla, tortillas fritas, salsas el platillo principal, mole poblano con pollo.

Modificado por última vez en Jueves, 07 Enero 2016 17:14