Check List Para Estudiar Fuera de Casa

Los estudios universitarios generalmente ofrecen la oportunidad de hacer intercambios con otras escuelas nacionales o internacionales. Por otro lado, hay algunas localidades, sobre todo al interior de la República Mexicana que ofrecen carreras especializadas acordes a las condiciones geográficas del lugar, como es el caso de las ciencias marinas o la aeronáutica.

Valora este artículo
(3 votos)

También están los panoramas en los que los estudiantes buscan acercarse a universidades específicas, sobre todo en lo que al Distrito Federal respecta, para esos casos te presentamos este check list, por si acaso estás en alguna de estas circunstancias o alguna otra en la que debas cambiar de casa, estés preparado al 100%.

1. Aprende de quien sabe. Vivir solo por primera vez no es fácil, mucho menos si las responsabilidades que tenías en tu hogar eran mínimas; cosas tan simples como comer o tener ropa limpia se convertirán en un problema de cada día. Es por eso que deberás apoyarte en la experiencia de tus familiares, amigos y conocidos para poder aprender lo básico, y sobre todo, organizarte para cuidar de ti mismo.

2. Imagina lo peor. No quiere decir que seas pesimista por esta nueva experiencia, sino que deberás pensar en los escenarios posibles que conlleva el vivir solo en casa y en todas las cosas que posiblemente necesites; al final, algo se te olvidará y tendrás que salir corriendo por algún abrelatas o un desatornillador, pero en la mayoría de los casos estarás preparado.

3. Conoce la zona. Antes de mudarte asegúrate de saber qué se encuentra cerca (tiendas, súper mercados, papelerías, otras escuelas) esto ayudará no sólo a que elijas la mejor casa o departamento para instalarte, sino que te beneficiarás de saber dónde conseguir cualquier cosa que necesites durante tu estancia. Más vale prevenir que llevarse alguna sorpresa desagradable.

4. Aprende a cocinar algo que te guste. Si no te gusta cocinar seguramente has pensado que puedes comer en cualquier restaurante callejero todo el tiempo, o que la comida instantánea no es tan mala, pero, después de unos meses de hacerlo tanto tu organismo como tu bolsillo se verán afectados. Por eso, es mejor que sepas hacer uno o varios platillos que te gusten. Recuerda que la práctica hace al maestro.

5. Memoriza las calles. Esto es de vital importancia para que no te pierdas, ya que conocer la dirección no será suficiente. Trata de buscar un punto de referencia y sal al vecindario constantemente y a diferentes horas para que puedas conocerlo del todo. Esto también te permitirá conocer las rutas de transporte y las horas de congestionamiento vial.

6. Prepárate con anticipación. Haz una lista de las cosas que vas a necesitar para la escuela (libros, cuadernos y demás material escolar); otra para lo que tendrás que tener para tu casa (muebles, trastes, etcétera); y una más para la vida diaria (ropa, medicinas). Revísalas constantemente y sé muy puntual en ellas, de nada servirá que te lleves cosas de más dentro de la mudanza.

7. Consigue buenos roomies. Difícilmente irás a vivir a un penthouse completamente amueblado como cualquiera desearía, pero esta experiencia será inigualable, así que busca que quienes te acompañen sean la mejor de las elecciones. Para conseguirlo, puedes acercarte a los hostales, casas de estudiantes, dormitorios o bien compartir un departamento con roomies.

Modificado por última vez en Martes, 13 Octubre 2015 18:34