Con Moderatto, se Incendian Ánimos y Escenario

Y cuando por fin aparecieron, el escenario se incendió, literalmente, con una explosión de luces, chorros de fuego emitidos con fuera por lanzallamas y el sonido inconfundible de Moderattto, con un concierto arrollador con el que cerró la segunda jornada del Aero Music Show, patrocinado por la Universidad ICEL, en el marco de sus festejos por el 25 aniversario de su fundación.

Valora este artículo
(0 votos)

La noche de ese viernes 16 de abril se había adueñado por completo del recinto, el infield del magnífico hipódromo de las Américas, donde hacía más de una hora se habían presentado Los Claxons. Una luna intensa, brillaba para iluminar la espectacular muestra de globos aerostáticos que se hinchaban con los lengüetazos de fuego emitidos para mantenerlos a flote.

Y al grito de: “¡Malditos pecadores!”, el vocalista Brian Amadeus Moderatto, enfundado en un estridente traje de una pieza en cuero simulado, cinturón de estoperoles y luenga barba, tomó guitarra y micrófono para encaminar a este emblemático conjunto mexicano por el sendero del paroxismo, con las canciones que sus fans identifican plenamente.

Con vestimenta y maquillaje que recuerda a legendarias bandas como Kiss, Mötley Crue y Twisted Sister y un impresionante aparato de luces efectos especiales, la banda de glam metal introdujo a su público al inframundo de los covers y éxitos de sus discos Nos vemos en el invierno, Queremos rock y su más reciente lanzamiento, Malditos pecadores.

Dos globos aerostáticos a modo de máscara de luchador y de una calavera mexicana estilo Día de Muertos, fueron el marco perfecto para este concierto que transcurrió entre las canciones Quemándome de amor, Que no quede huella, I love rok´n roll, en la que presentaron a la intérprete Rita, Si mi delito, Entrégate y más, llegando a la cúspide de la emoción con Muriendo lento.

“Quiero ruido”, insistía Brian, invitando al público a envolverse en ambiente extasiado de sus rolas, y luego, en franca provocación les incitaba: “¿Acaso gritan más los de Colombia, donde estuvimos hace poco; o los de Argentina, los de Venezuela?”, en respuesta, la rechifla, los aplausos, los gritos que se sumaban a la música.

Dos aniversarios se juntaron para la ocasión, los 25 años de la Universidad ICEL, que patrocinó este magno evento, y los 15 años del grupo Moderatto, que nacido de las cenizas de Microchips, Fobia y Molotov, a donde pertenecían algunos de sus integrantes fundadores, resucitó como ave fénix con la participación de Xavi, Mick Marcy, Roy Ochoa y Elohim Corona.

Ya era la una de la mañana, y el espectáculo no disminuía en intensidad. Alumnos de la Universidad ICEL habían bajado del área de Lounge, habilitada con una gran carpa, grandes pantallas que trasmitían escenas de lo que pasaba al momento, y abandonando taburetes, sillas y mesas, decidieron acercarse a sus ídolos y se les veía deambulando por la zona VIP para tomar la foto del recuerdo, sin perdonar las infaltables selfies.

Modificado por última vez en Lunes, 01 Agosto 2016 10:32