Universidad ICEL - Noticias

No podía creen el espectáculo tan horrendo que se le presentaba ente sus ojos. “¡Dios mío! ¿Qué hemos hecho?”, escribió aterrorizado en su diario Robert Lewis(1), copiloto del avión que dejó caer la bomba, mientras el firmamento estallaba en un inmenso hongo de fuego que envolvió la ciudad de Hiroshima, Japón, engulléndola para dejarla sólo en cenizas.

Publicado en Noticias
Viernes, 18 Agosto 2017 13:15

Agosto 15 | 2017

Publicado en Expreso EXTRA