El Día de Muertos y el Terremoto; Lecciones de Vida y Solidaridad

El 19 de septiembre pasado la tierra se cimbró desde sus adentros. Un terremoto de magnitud 7.1 sacudió principalmente a la Ciudad de México y los estados de Morelos y Puebla.

  • 14 Noviembre
  • 317 Vistas
  • Noticias
  • Corresponsalía Tlalpan
Valora este artículo
(0 votos)

El sismo tuvo su epicentro en Morelos, por lo que la onda expansiva llegó por el sur, viéndose afectados lugares que no habían presentado tantos daños en sismos pasados, como las delegaciones de Xochimilco, Benito Juárez, Tlalpan, Coyoacán y Tláhuac.

Ese día y los posteriores murieron en esta ciudad alrededor de 200 personas, entre niños, adultos, jóvenes y ancianos. Muchas casas, edificios y escuelas se vinieron abajo, sin contar un gran número de viviendas que resultaron dañadas y que deberán ser demolidas.

Este terremoto nos llenó de miedo e incertidumbre; de dolor e impotencia. En menos de un minuto la vida nos cambió para siempre; se llevó la fiesta y la alegría, nuestra cotidianidad.

Para el Día de Muertos de este año no tenemos mucho qué celebrar, pero sí mucho qué reflexionar. Por eso la ofrenda que alumnos de este campus realizaron fue sobria y pequeña, en recuerdo cariñoso y respetuoso de todas las personas caídas durante el sismo. Algunas, desconocidas, pero también otras cercanas: vecinos, amigos, compañeros…

Pero esta temporada es digna para reflexionar sobre la otra cara del terremoto, de las lecciones que nos dejó: los ejemplos de solidaridad, entereza, resistencia, entrega, caridad, fe y fuerza interior que nos hace ser un pueblo único, valiente e indestructible.

Este año vamos a acordarnos, a reflexionar y a trabajar, teniendo siempre en mente que nada nos puede derrotar y que el recuerdo de ellos, los que ya no están, nos impulsan a trabajar por un México mejor.

Modificado por última vez en Martes, 14 Noviembre 2017 18:16