El Sistema Penal Acusatorio

Como parte de la preparación de los estudiantes de La Licenciatura en Derecho del campus La Villa fue presentada la conferencia “La educación jurídica y sistema penal acusatorio”, impartida por José Rogelio Contreras Melara, responsable de la capacitación y desarrollo de materiales del programa de Reforma de Justicia del Centro de Estudios sobre la Enseñanza y el Aprendizaje del Derecho A.C. (CEEAD).

Valora este artículo
(0 votos)

Contreras Melara destacó la importancia que existe en el manejo adecuado del Sistema de Juicios Orales o Sistema Penal Acusatorio, y resaltó que es tan antiguo como el sistema inquisitivo, pero no fue sino hasta el 2008, con la Reforma Constitucional de Seguridad y Justicia, que se estableció para todo México a partir de esa fecha, y actualmente todas las entidades federativas deberán implementarlo en sus juicios.

El conferenciante, que es considerado además como mediador certificado por el Centro Estatal de Métodos Alternos a la Solución de Conflictos del Estado de Nuevo León, entre otros cargos muy importantes, puntualizó que muchos juristas de nuestro país, coinciden en que la implementación del sistema penal acusatorio es la más importante reforma constitucional que esta nación ha tenido desde la promulgación de nuestra Constitución, en 1917.

Rogelio Contreras dio a conocer los cambios instaurados una vez iniciado el Sistema Penal Acusatorio, que sin duda, son de gran importancia, como la oralidad, que es la comunicación en forma verbal; publicidad de las audiencias, que consiste en que la sociedad es testigo de la forma de juzgar; la separación de funciones, que comprende la labor de investigación y de juzgamiento; la justicia alterna, basada en la conciliación y mediación para el daño, y por último, la defensa adecuada, que la realiza un abogado con conocimiento.

El ponente destacó que la formación de los estudiantes en Derecho y la capacitación de los abogados son dos temas claves en la implementación del Sistema Penal Acusatorio, “porque, la formación desde las aulas universitarias es mayormente importante, dado que permitirá brindarles una adecuada preparación a los estudiantes y crear la necesidad de capacitar a los abogados egresados”, dijo.

Recalcó que la aplicación de la oralidad y los métodos alternos a la solución de conflictos, como la mediación y la conciliación, propios de un sistema acusatorio, son dos de los grandes temas que hacen necesario un proceso de enseñanza-aprendizaje mucho más práctico, donde se aprende haciendo, porque ya no basta con tan sólo conocer la información, sino que es necesaria la adquisición de destrezas, como por ejemplo, presentar alegatos de apertura, interrogar, contrainterrogar.

Otros aspectos más son el método del caso y la simulación de roles, con los que el alumno estudia a partir de un caso real o hipotético, y simula un papel de acusador, defensor o mediador, según sea el caso.

Asimismo, aseveró, resultará de vital importancia en México que se implemente esta dinámica en las escuelas, ya que la carrera de Derecho es, desde hace varios años, una de las de mayor demanda, y por lo tanto, resulta indispensable que de las escuelas formadoras de abogados egresen profesionistas con la preparación necesaria y sólida para poder ingresar exitosamente al mercado laboral.

Modificado por última vez en Lunes, 01 Agosto 2016 10:41