Ermitaños en Bahías de Huatulco

Los alumnos del Bachillerato Tecnológico en Turismo, de Universidad ICEL campus Ermita, iniciaron sus prácticas de campo en el bello estado de Oaxaca.

Valora este artículo
(0 votos)

Desde las 17:00 horas, el jueves 19 de noviembre, los estudiantes llegaron a las instalaciones del plantel con maletas listas para emprender un viaje de casi 14 horas, que los llevaría a poner en práctica dentro del hotel Castillo Huatulco, los conocimientos obtenidos en su formación académica.

Con un retraso de tres horas, cerca de las once de la mañana, arribaron a su destino, donde personal de recepción ya los esperaba para efectuar su registro como huéspedes y empezar con las actividades laborales programadas ese día.

Vestidos de manera casual, con filipina, su malla en el cabello, chaleco, camisa blanca y moño negro, los alumnos del primer turno estaban ya preparados para cumplir con sus responsabilidades en distintas áreas del hotel: restaurante, cocina, pastelería, bar, recepción, ama de llaves, contabilidad, almacén y otras. Mientras que sus demás compañeros decidieron refrescarse del sofocante calor en la alberca del hotel.

Finalizada la primera práctica, toda la matrícula estudiantil de ICEL Ermita se reunió en el lobby del hotel, en espera del transporte que los llevaría al club de playa, donde ya estaba listo un suculento bufet de mariscos, listo para ser degustado por los comensales.

Sin embargo, la emoción de los estudiantes al ver la inmensidad del mar, escuchar el sonido de las olas y aspirar ese olorcito salado que despide la arena de la playa, provocó que comieran poco y en menos de media hora se comenzara a escuchar el típico: ¿Ya nos podemos meter? Los profesores Gerardo Maldonado, Maricarmen García y Patricia Morales, así como el licenciado Gabriel Mendiola, Coordinador de Bachillerato, dieron su autorización para que, bajo debidas precauciones, los impacientes alumnos disfrutaran del mar por casi dos horas.

Posteriormente, cuando empezó el atardecer, los estudiantes de Turismo abandonaron la playa del Club Chahue para continuar su sana convivencia en la alberca y, alrededor de las siete de la noche, todos regresaron caminando al hotel para cenar y descansar.

Al día siguiente, continuó la actividad en el hotel Castillo Huatulco e inició con una plática por parte de los encargados de las distintas áreas donde se desempeñaron los alumnos. Norma Sánchez Martínez, de Recursos Humanos; Néstor Hernández Rodríguez, de Alimentos y Bebidas; Miguel Ángel Pérez, chef ejecutivo; Jemmy Sánchez, de Reservaciones; Flor Medina, Ama de Llaves, entre otros.

Durante la misma, los empleados invitaron a los alumnos para que aprovecharan la oportunidad de conocer y experimentar el ambiente laboral de un hotel, ya que “los huéspedes los ven como trabajadores” y, por lo tanto, no es juego, sino una responsabilidad al representar a una empresa.

Concluida la conversación, los alumnos asignados a las áreas de trabajo iniciaron sus actividades; en tanto, aquéllos que tenían tiempo libre lo emplearon para avanzar en la realización de sus prácticas, e incluso, contaron con el apoyo de la directora, la maestra Ofelia Baeza López, quien les resolvió dudas socioeconómicas del estado, cual si diera una cátedra en las aulas de su institución, de forma clara y accesible.

El domingo 22 de noviembre, a las 8:40 de la mañana, alumnos y profesores dejaron las habitaciones del hotel Castillo Huatulco con un grato sabor de boca. No sólo por la aplicación práctica del conocimiento en turismo, sino por la unidad que el sol, la arena y el mar generaron en cada uno de los grupos asistentes.

Modificado por última vez en Lunes, 04 Enero 2016 15:22