Futuros Psicólogos Aprenden la Importancia de la Salud Mental

La Sociedad Morelense de Investigación y Desarrollo de Salud Mental, a través del Instituto de Salud Pública, impartió un simposio a los estudiantes de Psicología Social y Psicología Educativa sobre depresión, ansiedad, suicidio, estrés y adicciones, así como un panorama actual sobre estos padecimientos en nuestro país, ya que son de medular importancia para la sociedad y la formación del alumnado.

  • 10 Diciembre
  • 90 Vistas
  • Noticias
  • Corresponsalía Cuernavaca
Valora este artículo
(0 votos)

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), México ocupa entre el lugar 13 y 15 en el ranking de trastornos neuropsiquiátricos. En esta conferencia se destacó la influencia en un 60% del medio ambiente como factor favorecedor de estas enfermedades, de lo cual se deriva que el 28% de la población ha sufrido alguna y sólo una de cada cinco personas recurren a un especialista.

Se mencionó que el suicidio ha crecido de manera alarmante a nivel mundial en personas jóvenes, por lo que ya se ha catalogado como una epidemia. Según los expertos, el 5% de las muertes provocadas tienen que ver con adicciones y que el 77% de las personas presentan severa resistencia a ser atendidos por un psicólogo o psiquiatra por pena.

La depresión puede venir o ser propiciada por diferentes causas como capacidad adquisitiva, ausencia de tratamiento, calidad de vida, exigencia social, estrés, genética, entre otros.

Es catalogada como una enfermedad tan grave como el cáncer o la diabetes. Asecha constantemente a los seres humanos, por lo que, si en el seno familiar un miembro la padece, otro integrante puede sufrir también lo mismo, ya que hay 44 genes asociados con esta enfermedad y 153 podrían tener influencia. Por otro parte, el medio ambiente proporciona 60% de probabilidades de que se manifieste también.

Un dato alarmante es que de 1990 a 2013 se ha incrementado en un 50% el índice de depresión, México ocupa un 30% de la carga mundial, lo cual nos coloca en un doloroso cuarto lugar en enfermedades mentales, donde la depresión es la causa principal, siendo la primera causa de suicidios y a su vez incrementan las incapacidades médicas por esta, por encima de la maternidad.

Siendo una parte esencial de la salud humana, el recurso federal que se destina a nivel nacional para esta materia es tan sólo del 2%. Los expositores destacaron este punto porque aseguran que “sin salud mental no hay salida”.

Acerca de las adicciones se dieron cifras alarmantes con 85.5 millones de personas que consumen marihuana, presentándose un sobreconsumo en 2016 y 2017. La edad aproximada de inicio es a los 18 y al tabaco a partir de los 17. Sólo el 13% de los adictos recurren a tratamiento.

Se destacó que los opioides son los más nocivos para la salud, seguido de las metanfetaminas, anexándose una nueva: cannabis sintético.

También se abordó el tema de la legalización del cannabis a nivel clínico, lo cual los expertos se manifestaron a favor (para uso terapéutico).

Algunas de las consecuencias que se advirtieron por el consumo excesivo de estupefacientes fueron: disfunción neurobiológica, disfunción de estructuras cerebrales y límbicas. El 10% de los que han consumido alguna vez en su vida tabaco, alcohol, cocaína o marihuana presentarán riesgo de adicción.

Se comentaron también de otros trastornos como la neurosis, esquizofrenia y bipolaridad.

Es desde la familia donde se gestan o detienen los trastornos mentales, ya sea vía genética, de convivencia familiar y/o sociocultural. Los focos rojos que las instituciones, los padres y la sociedad no perciben como indicios son las peleas, el bullying, los videojuegos, la utilización excesiva del celular y otros aparatos electrónicos, autolesiones, abuso sexual y malas relaciones interpersonales.

Modificado por última vez en Lunes, 10 Diciembre 2018 14:38