Grupo Shark´s, Enamorados del Baile

Cuando escuchamos la palabra baile pensamos en diferentes géneros musicales y en cómo seguirles el ritmo, pero es más que eso, pues muchos jóvenes encuentran en esta expresión artística un espacio, una oportunidad para liberarse, desahogarse y mostrar su talento.

  • 13 Marzo
  • 484 Vistas
  • Noticias
  • Emiliano Ramírez Pérez
Valora este artículo
(5 votos)

Este es el caso del grupo de baile Shark´s, integrado por estudiantes de este campus, quienes destacan por su espectacular coordinación, trabajo en equipo, unión y gran talento, que los ha llevado a ganar dos primeros lugares en los concursos intercampi de baile, que periódicamente celebra la Universidad ICEL, hecho que, como ellos mismo lo declaran, los motiva a buscar un nuevo primer lugar en el presente año.

Este grupo de baile es muy inclusivo, ya que no importa si vas en primero o en sexto cuatrimestre, ellos te aceptan con los brazos abiertos, y es que están conscientes de que los bailarines no se encuentran únicamente en las academias o en los grupos de baile, ya que como lo menciona el fotógrafo estadounidense Jordan Matter, “están entre nosotros”.

En México hay grandes bailarines en sus diferentes ramas, un ejemplo de ello es Isaac Hernández, quien es el primer bailarín del Ballet Nacional de Inglaterra, reconocido también por su paso en el Ballet Nacional de Holanda y el Ballet de San Francisco. A esta lista se suma Elisa Carrillo, quien desde el año 2009 desempeña el papel de primera bailarina del Ballet de la Ópera de Berlín.

Hoy por hoy los bailarines son una imagen del arte, ellos pueden transformar movimientos simples de una manera diferente. Su esfuerzo y dedicación se demuestra en los complicados pasos que pueden llegar a realizar, haciéndolos ver muy sencillos debido a la práctica que realizan todos los días y a lo largo de su vida; un error puede costarles una competencia, por lo que deben de estar mentalizados y 100% concentrados en la coreografía que van a presentar.

Los bailarines pueden tener talento nato o lo pueden obtener con el paso de los años a base d práctica y esfuerzo, lo importante es no darse por vencido y seguir ensayando pues mientras haya pasión, habrá inspiración.

Cuando una persona baila con el corazón se nota a simple vista, lo demuestra con sus movimientos, los cuales fluyen con la música y se unen como si fuesen uno mismo, y esto pasa cuando realmente están enamorados de esos movimientos cadenciosos que los cautiva.

Modificado por última vez en Martes, 13 Marzo 2018 18:52