Jaque Mate al Conformismo

Las miradas se centran en el tablero de 64 casillas, detrás de cada pensamiento están dos seres humanos que sienten; imaginan los campos de batalla medievales. Mueven sus ejércitos de 16 piezas con destreza y estrategia, pero más que nada incentivan la imaginación, ellos buscan poner en jaque al rey, pero sobre todo, al conformismo siendo parte de una casa de estudios, en donde es primordial que se les brinden a los alumnos, oportunidades de crecer, de trascender interna y externamente.

Valora este artículo
(0 votos)

Esta es la realidad de los torneos intercampi de la Universidad ICEL, más que justas deportivas, son escenarios idóneos para la formación de los jóvenes en valores, estrategias, técnicas, razonamientos y no quedarse simplemente en las bases, si no buscar esa cima de la montaña, donde se pueden levantar las manos al cielo en señal de victoria. En donde pueden lograr cosas importantes, los demás ver sus hazañas y tomarlos como modelos a seguir o superar.

Es el caso del IX Torneo Intercampi de Ajedrez, en el que de antemano se vislumbraban dos jugadores como favoritos para coronarse campeones: Omar Garduño de Zona Rosa y Ricardo Cano de Plantel Azteca; ambos con trayectorias relevantes a nivel nacional e internacional. Dos orgullos de la UI que han puesto su nombre muy en alto y que claramente eran los rivales acérrimos a vencer. El tiempo transcurrió y así fue después de 5 rondas y una muerte súbita para desempate.

Con un desenfrenado vaivén los destacados alumnos movían sus piezas, rara vez se observaban, estaban concentrados, en sus mentes, las gloriosas guerras que permitieron hacer historia. Pero lejos de las estrategias, sus vivencias, su formación les hace imaginar cada jugada y en un pequeño distractor Omar cede el triunfo a Ricardo. Ambos demuestran profesionalismo y humildad, reconocen su triunfo o derrota, comparten primero y segundo lugar en la categoría individual y dicen que van por más.

Lo mismo ocurre con Víctor Orozco de Tlalpan quien tranquilo y penoso no imaginaba conseguir el tercer lugar. Los tres concuerdan en que la UI les da todo lo necesario para ser triunfadores en la vida, pero recomiendan que no deben conformarse con ello sino seguir actualizándose, conocer sus gustos u orientación vocacional y alcanzar sus sueños y anhelos.

A su vez el equipo de Plantel Azteca embistió a cada uno de sus oponentes, para levantar la copa en señal de victoria y seguir dando pasos relevantes en este deporte. La vanagloria y el enojo no tienen retribución positiva, por eso se debe cultivar la paciencia, la reflexión e ir más allá de lo habitual. No ser ordinarios, sino extraordinarios, brindando ese plus, buscando en todo tiempo, investigando, propiciando un mejor presente para lograr sueños y anhelos a mediano y largo plazo.