La Bella Durmiente del Bosque

Bajo la dirección de Rodrigo González, el ballet de La Bella Durmiente del Bosque, se presentará en el Castillo de Chapultepec del 8 al 26 de abril, cuyo horario son los días jueves y viernes a las 20:30 horas y sábados y domingos a las 19:30 horas.

Valora este artículo
(1 Voto)

Con 100 bailarines en escena, un vestuario integrado por más de 500 piezas entre máscaras y accesorios, así como la imponente escenografía de la fachada de uno de los recintos emblemáticos de la Ciudad de México.

Este espectacular ballet que se presentaba desde hace tiempo en el Castillo de Chapultepec, regresa con la producción independiente Rising Art, A.C., la cual promueve productos artísticos y culturales de alta calidad que con esta puesta tiene la finalidad de cautivar al público en una 1 hora y 20 minutos.

Este clásico de la danza está basado en la historia de Charles Perrault, que lleva el mismo nombre, en donde el rey Florestán XXIV y la reina han invitado a todas las hadas al bautizo de su hija, la princesa Aurora, para que sean sus madrinas. Mientras llegan con obsequios para el bebé, son interrumpidas por la presencia de Carabosse, el hada malvada.

Está enfadada por no haber sido invitada y le regala a Aurora un huso, anunciando que un día la princesa se pinchará un dedo con él y morirá. El Hada de las Lilas, que aún tiene que ofrecer su regalo, promete que Aurora no morirá, sino que caerá en un profundo sueño del cual será despertada por el beso de un príncipe. La puesta en escena contiene música de Piotr Ilich Tchaikovsky.

La Bella Durmiente del Bosque, cuenta con bailarines profesionales egresados de las escuelas y compañías de danza más prestigiadas del país que estrenarán una coreografía de José Luis González, que es primer bailarín y coreógrafo de la Compañía Nacional de Danza.

El reconocido coreógrafo realizó estudios de danza clásica con el Sistema de la Royal Academy of Dancing en el Instituto Cultural Cabañas. Trabajó como bailarín y solista en diversas academias de Guadalajara y fue invitado a bailar en el Ballet Saby de Roma, Italia.

Esta puesta reúne las colaboraciones de la primera bailarina Irma Morales, que cuenta con una larga trayectoria, que en el 2008 le hizo recibir la medalla de Bellas Artes, y de Fabienne Lacheré, directora de la Escuela Francesa de Ballet.

Siendo la locación del Castillo de Chapultepec una parte protagónica de esta puesta, también es un gran motivo para que el público en general se acerque al Museo Nacional de Historia.

Modificado por última vez en Miércoles, 22 Abril 2015 11:01