Nini: qué vas a Hacer Cuando Seas Grande

“Ni ni ni ni, qué vas a hacer cuando seas grande, estrella de rock and roll, presidente de la nación”, así versaba una canción que en los 80’s hiciera famosa el rockero Miguel Mateos y que hacía alusión a aquellos -en su mayoría jóvenes- que no desempeñan ninguna actividad académica ni laboral. Es decir, que carecen de planes a futuro, porque no han podido incorporarse a la fuerza laboral ni continúan sus estudios. Estos son los llamados: Ninis.

Valora este artículo
(0 votos)

Este es un fenómeno que ha crecido desmedidamente en recientes años y que no solo atañe a México, sino a todo el orbe, pues implica a más de 75 millones de jóvenes de acuerdo con datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Tan sólo en nuestro país se registraron 7 millones 820 mil 'ninis' en 2012, reportó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), colocándose como el tercer país con mayor número de personas en esta situación, detrás de Turquía e Israel.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Juventud de 2010, 75% de los “ninis” en México son mujeres, otra cifra alarmante que habla de desigualdad de género y falta de oportunidades.

Con este panorama los jóvenes mexicanos enfrentan una realidad compleja para plantear metas a largo plazo, sin embargo, no es imposible.

¿Por qué Estudiar y Trabajar?

De acuerdo con un estudio de la Subsecretaría de Educación Superior de la SEP, más de 3 millones de jóvenes que no estudian ni trabajan pertenecen a la clase media o más alta, es decir son jóvenes que por ahora viven con sus padres y no tienen grandes necesidades económicas. Sin embargo, para el desarrollo profesional, un año sin actividad puede ser decisivo.

Los expertos coinciden en que los jóvenes que deciden trabajar mientras están estudiando tendrán acceso a más y mejores oportunidades laborales que quienes no lo hicieron.

5 Consejos de la Universidad ICEL para Estudiar y Emplearte

Si no has podido insertarte en el campo laboral o has dejado truncos tus estudios estos consejos son para ti:

1. Establece metas: Parece mentira, pero uno de los grandes obstáculos que frena nuestro desarrollo somos nosotros, cuando somos incapaces de establecer objetivos y metas para el futuro. Grandes planes como tener una casa propia o un auto son importantes, pero será más fácil llegar a ellos si empezamos por metas a corto plazo, como terminar mi preparatoria, obtener un empleo de medio tiempo o tomar un curso. Establecer objetivos, te permitirá planear el siguiente paso en tu vida, saber qué es lo que quieres lograr y qué necesitas para hacerlo.

2. Haz un test de aptitud: Una de las razones por las que miles de jóvenes no tienen claro un plan profesional o académico es porque no han definido a qué les gustaría dedicarse o en cuál área laboral tendrán más oportunidad de explotar sus habilidades. Una manera inteligente de conocer cuáles son tus intereses es realizar un test vocacional o uno de aptitud. Se trata de una serie de preguntas enfocadas a descubrir qué áreas son más afines con tu personalidad para tomar una decisión académica o profesional más inteligente. Estos los puedes encontrar con orientadores vocacionales e incluso en internet.

3. Realiza trabajo de voluntariado: Cuando ni la escuela ni un trabajo parecen significativas, aparece una de las actividades más satisfactorias que puedes realizar: el voluntariado. En México el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) es un organismo que conjunta a más de 460 instituciones de asistencia y promueve la actividad voluntaria a favor de sectores vulnerables como personas sin hogar, inmigrantes, enfermos de VIH, presos, mujeres víctimas de violencia, discapacitados y personas de la tercera edad. Al hacer voluntariado dedicas horas valiosas para colaborar con acciones que buscan un cambio social, además conoces gente nueva, obtienes experiencia y referencias útiles para tu futuro profesional e incluso puedes descubrir lo que realmente te apasiona. A través del portal www.hacesfalta.org.mx puedes buscar oportunidades para trabajo social no remunerado.

4. Haz un Currículum. Si te has decidido a buscar un empleo o lo has intentado sin éxito es buen momento de aprender a redactar un Currículum Vitae. El currículo es un documento profesional que te servirá toda la vida y contiene tu información personal, último grado de estudios y experiencia profesional. Aprende a redactar tu currículum paso a paso Una vez que hayas redactado tu currículo tienes la información necesaria para crear un perfil en bolsas de trabajo online y aplicar en vacantes que se ajusten a tu perfil. Obtener un trabajo, aunque sea modesto puede ser el medio para financiar tus estudios o emprender un negocio. No olvides fortalecerte en los siguientes aspectos para que tengas más oportunidades de incluirte al mundo laboral: 1) Resumir, 2) Redactar, 3) Aprender un idioma alterno y 4) Mencionar en tu currículum las habilidades con las que cuentas y los logros obtenidos con ellas. Por ejemplo hoy está muy en auge conocer paquetería de diseño o estar actualizado en redes sociales.

5. Apúntate a la Educación Online. Con herramientas digitales como las computadoras y el internet es posible acceder a la educación sin moverte de tu casa, y cada vez más universidades se suman a la digitalización de su oferta educativa. La educación a distancia te permitirá ahorrar tiempo y dinero e incluso organizar tus horarios para obtener un trabajo. Actualmente esta es una opción para quienes desean concluir el bachillerato, tomar un diplomado he incluso cursar una Licenciatura o Ingeniería. Actualmente en México hay 36 millones de personas menores de 29 años, quienes representan una fuerza productiva de gran importancia a nivel económico. Lejos de ser un sector problemático en nuestra sociedad, conforman a una generación que ha crecido con la tecnología y que tiene en sus manos la capacidad de explotar al máximo sus habilidades ¡Desarrolla tu potencial!

Modificado por última vez en Lunes, 27 Enero 2014 14:36