Raíces y Cultura

Con la finalidad de preservar aspectos de nuestra cultura y de nuestras raíces, estudiantes del bachillerato tecnológico de las distintas especialidades y del nivel licenciatura, realizaron el montaje de altares y tapices prehispánicos, adornados con pétalos de flores y aserrín de colores, para celebrar el tradicional Día de Muertos en el interior del campus La Villa.

Valora este artículo
(0 votos)

Los altares llenos de colorido, en su mayoría, utilizaron los elementos indispensables para recibir a las ánimas, como el agua, que simboliza la mitigación de la sed para continuar su largo camino; la sal, que sirve para la purificación y para que el cuerpo no se corrompa; así como colocación de velas y veladoras, ya que la flama que se produce significa la luz y es como guía para que los difuntos lleguen a sus antiguos lugares o moradas cuando estaban en vida.

También se colocó incienso y copal, elementos que sublima a la oración o la alabanza, sin faltar las flores, como símbolo de la festividad por sus impresionantes colores, mismas que aromatizaron y ambientaron el lugar donde fue recibida el ánima. No faltó el papel picado, las calaveritas de azúcar y el pan. La creatividad fue parte importante en la realización de cada ofrenda, incluso se montó en el centro de uno de los patios una pirámide con fotografías de ilustres personajes de la ciencia y la literatura, entre otros.

Al recorrido de las ofrendas y altares correspondieron Patricia Rubí Martínez y María Teresa Hernández García, directora y subdirectora del campus, respectivamente, quienes destacaron la creatividad y el trabajo dedicado, logrando cuidar cada detalle de cada una de dichas ofrendas.