Reflexiones en Torno al Metro de la Ciudad de México

Después de comparar al sistema de transporte colectivo Metro de Tokio con el de la Ciudad de México es posible concluir que el primero se construyó con base en el cálculo de la población, en tanto que el segundo resulta insuficiente.

Valora este artículo
(0 votos)

La capital de Japón es una de las grandes ciudades en el mundo y la de México no se queda atrás, ocupando el segundo lugar. La primera cuenta con 231 estaciones del Metro para cubrir, cada una, el servicio en barrios específicos y satisfacer la demanda.

De ahí que resulte cuestionable la cantidad de estaciones habilitadas por nuestro Metro y la cantidad de población que tiene la ciudad. Es previsible que el gobierno no se tome la molestia de construir las líneas necesarias en beneficio de los usuarios, pero ¿podría al menos permitir la inversión privada para la ampliación de su cobertura mediante la construcción de nuevas líneas?

Fue así como Tokio decidió recientemente designar a dos empresas para complementar la red de este transporte en su ciudad. Podría ser un ejemplo a seguir aquí.

Actuar con Prudencia

Siempre he pensado que el mexicano no es capaz de actuar prudentemente por su propia cuenta. Siempre necesita que otra persona ejerza presión para que realice actos con educación y respeto, es por ello que las indicaciones piloto que se han implementado en la estación Balderas han funcionado de manera adecuada. Predicando con el ejemplo, algunos valientes han logrado que otras personas comiencen a seguir instrucciones.

Mantenimiento es Igual a Eficiencia

Es muy importante realizar el mantenimiento constante de elementos primordiales que permitan el buen funcionamiento del Metro, como todas las empresas lo realizan, lo cual redunda en beneficio para los usuarios del sistema de transporte.

Me refiero al mantenimiento necesario para la operación, pero también a otras cuestiones básicas, como el buen funcionamiento del aire acondicionado, agua potable disponible para los usuarios en tiempos de calor, rociar aromatizante al finalizar la limpieza de un vagón, trabajar mucho en la amabilidad de las taquilleras y complementar este servicio con máquinas para recargar saldo evitando así una mala atención.

Todo ello contribuiría a que la experiencia de viajar en Metro fuera menos tormentosa y más placentera.

Aprovechar Espacios para Mensajes

Me gusta mucha la idea que implementaron hace alguno años en la línea 2, donde entre el viaje de una estación a otra podías ver en el túnel un comercial en secuencia de imágenes, aprovechando la velocidad de desplazamiento del convoy.

Esa idea debería implementarse en más estaciones, debido a que se está desperdiciando mucho espacio en túneles y no hay mejor manera de entretenerse que "viendo comerciales" o mejor aún, mensajes positivos mientras llegamos a nuestra parada.

Modificado por última vez en Miércoles, 01 Marzo 2017 11:08