Reflexiones Urgentes en Torno al Machismo y la Violencia de Género

Acciones de manera urgente necesitamos impulsar ante problemáticas como la violencia de género, maltrato, órdenes de alejamiento y denuncias que están en aumento, pues se trata de conceptos que hacen referencia a la compleja realidad que se vive cotidianamente en nuestro país.

  • 08 Octubre
  • 153 Vistas
  • Noticias
  • CARLOS DANIEL MARINO
Valora este artículo
(0 votos)

Las agresiones sobre las mujeres en los espacios afectivo o social, ejercidas por alguien de su entorno, parten a veces de un vínculo construido por sentimientos de afecto, cariño, protección, seguridad y confianza, que luego de derrumbarse se fijan en la mente de la víctima como un estado de vulnerabilidad e indefensión.

Se considera que todo acto de violencia contra la mujer es una acción de subordinación, poder, control y desigualdad, principalmente fundamentado en las pautas del sistema patriarcal. Según Alberdi (2005): “La idea central del patriarcado es la representación de la masculinidad a través del dominio sobre la mujer”.

Por su parte, la Asamblea General de las Naciones Unidas define como agresión de género a “todo acto de violencia basado en la pertenencia a un sexo, que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad”.

Existen distintos tipos de maltratos: psicológico, físico, sexual, económico, religioso, social, los cuales tienden a interaccionar y darse de forma simultánea.

A lo largo de la historia, la mujer ha sido considerada un ser desvalido, y todavía en la actualidad muchas personas no creen en la equidad para ambos géneros.

Y es que desde pequeños socializamos con mandatos que conforman y marcan diferencias entre hombres y mujeres. Algunos son comunes, aunque luego las formas en las que se interiorizan son diferentes al convivir en pareja.

Los mensajes formativos de género se transmiten por medio de la familia, escuela y redes sociales, ámbitos desde donde se inculca o ejerce la violencia hacia las féminas, y se convierte esta práctica en un círculo vicioso, pues pasan de generación en generación.

Acabar con la Rémora Social

Ante la problemática de los múltiples feminicidios, denigración, abusos y ultrajes contra las mujeres es necesaria una concientización y sensibilización para una sociedad que sigue generando y fomentando el machismo.

Como neuropsicólogo me parece muy importante comprender a las féminas que viven estas situaciones en aras de apoyarlas, y al igual debería hacerlo la sociedad entera. La equidad de género debe ser una realidad en nuestro país, la cual sólo empieza con el respeto entre todos.

Modificado por última vez en Lunes, 08 Octubre 2018 10:25