SIN PISTOLA, ZARAPE O BIGOTE - Tres Superhéroes a la Mexicana

Wolverein, Supermán, Capitán América, contra esta legión de héroes extranjeros y superpoderes hay otros de manufactura 100% mexicana, y no necesariamente charros de gran bigote, zarape y pistola al cinto.

Valora este artículo
(0 votos)

EL SANTO
El Enmascarado de Plata

Luchó contra seres de otros planetas, vampiros, hombres lobo y hasta enfrentó a las momias de Guanajuato.

Se caracterizaba por ser luchador, viajar en convertible deportivo y sobre todo, portar máscara en color plata, al igual que su atuendo y capa, así es como El Santo ha pasado a la historia como el máximo icono del superhéroe mexicano.

Nacido en Tulancingo, Hidalgo, el luchador Rodolfo González Huerta (1917-1984) fue quien encarnó a El Santo en más de 50 películas filmadas principalmente entre 1960 y 1980, apariciones en la televisión y en cómics, pero sobre todo en el cuadrilátero de la Arena México, que presenció sus mejores combates de 1942 a 1982.

En ciertos casos logró hacer mancuerna con otro gran héroe y luchador, Blue Demon, quien también logró fama, pero mucho más moderada que su compañero y rival en el ring.

KALIMÁN
El Hombre Increíble

Su atuendo es como de hindú, ya que se consagró al culto de la diosa Kali y de ahí tomó su nombre: Kalimán. Fue famoso allende las fronteras mexicanas, pues se realizaron radionovelas, cómics y hasta películas filmadas en Sudamérica.

Nunca portaba armas y prefería evitar la violencia. Su principal destreza era el dominio de su mente, lo que le daba poderes como telepatía, telequinesia y simular su muerte bajando el ritmo cardiaco y respiratorio.

“Serenidad y paciencia”, era la frase que siempre repetía a su joven aprendiz, Solín, a quien le comunicaba los secretos ancestrales del Kybalión: “La mente es todopoderosa, quien domina la mente lo domina todo”.

A diferencia de otros héroes, cuando estaba en peligro se sentaba en flor de loto a meditar y así encontraba solución a sus problemas.

Aunque el concepto original fue concebido por el cubano Modesto “Moti” Vázquez, fue el escritor Clem Uribe Ugarte quien le confirió su filosofía y personalidad como argumentista de los cómics y sobre todo en las radionovelas que aparecieron desde 1963, aun cuando los derechos los compró Víctor Fox.

En la radio, las transmisiones por la XEW la realizaba Luis Manuel Pelayo, en la voz de Kalimán, y Luis de Alba personificaba al joven Solín.

La Editora K fue la encargada de hacer la impresión de los cómics, y por cierto, fue por ingenio del mismo Clem Uribe, escritor de radionovelas originario de Guadalajara, Jalisco, que también imprimió Uro el Hombre Tigre y Rayo de Plata.

CHAPULÍN COLORADO
¡No contaban con mi astucia!

Su escudo era un corazón. Tenía como principales armas a su chipote chillón, la chicharra paralizadora y sus pastillas de chiquitolina con las que se hacía infinitesimalmente pequeño, pero más que un verdadero superhéroe, el Chapulín Colorado era la versión cómica o parodia de estos personajes.

Su atuendo, en rojo intenso contrastante con el amarillo chillante de sus shorts y escudo, simulaba ser un saltamontes con todo y sus antenitas de vinil, con las que detectaba la presencia del enemigo.

Detrás de su cobardía escondía un espíritu valiente y justiciero, con tramas llenas de enredos y equívocos, y a él se deben frases populares como: “Síganme los buenos”, “Lo sospeché desde un principio”, “No contaban con mi astucia” y “Que no panda el cúnico”, que decía así, nervioso, en lugar de decir “Que no cunda el pánico”.

Esta creación se debió al ingenio de Enrique Gómez Bolaños, un antiguo “jalacables” de Telesistema Mexicano (que después de convertiría en Televisa), y quientuvo la oportunidad de debutar con originales libretos que firmaba como “Chespirito”, pues en broma se decía que era el Shakespeare pequeño, pero su mayor logro fue abrir las puertas del mundo entero a la televisión mexicana, que a partir de entonces comenzó a exportar sus productos, principalmente telenovelas.

Gómez Bolaños nació en la ciudad de México, en 1929, y murió en 2014. A su pluma y creatividad se debieron otros personajes de fama mundial, todos comenzando con la letra Ch, como Chavo del Ocho, Doctor Chapatín, Chaparrón Bonaparte y Chómpiras.

La primera transmisión del Chapulín Colorado se realizó en 1970 y dejó de transmitirse en 1993. Entre los actores que participaron en sus programas destacan Ramón Valdez, María Antonieta de las Nieves, Carlos Villagrán, Rubén Aguirre, Edgar Vivar, Angelines Fernández y Florinda Meza, con quien contraería matrimonio.

En una entrevista concedida a la televisión argentina, el propio Gómez Bolaños definió así la filosofía de su personaje: “El heroísmo no consiste en carecer de miedo, sino en superarlo. Aquellos como Batman y Supermán son todos poderosos, no pueden tener miedo. El Chapulín Colorado se muere de miedo, es torpe, débil, tonto… y aún consciente de esas deficiencias, se enfrenta al problema”. (Wikipedia).

OTROS SUPERHÉROES NACIONALES

Justicieros: El Payo, Rayo de Plata, Uro el Hombre Tigre, Águila Solitaria, Zooman, Zor y los invencibles.

Luchadores: Blue Demon, Rayo de Jalisco, Huracán Ramírez, Mil Máscaras, Tinieblas, y más recientemente, Místico, Lizmark, Atlantis y el Hijo del Santo.

Modificado por última vez en Miércoles, 01 Marzo 2017 10:49