Bailar es soñar con los pies, suscribe Joaquín Sabina en una de sus canciones, y durante siete ediciones del concurso de baile de la Universidad ICEL es lo que han conseguido hacer cada uno de los que han participado en esta mágica, alegre y movida competencia: soñar y transmitir esa vibra que hace que el corazón sienta un carnaval.

Publicado en Noticias