Chat with us, powered by LiveChat Acoso escolar. Vence al odio con la no-violencia - Universidad ICEL

Acoso escolar. Vence al odio con la no-violencia

5 razones para estudiar Fisioterapia
Cáncer vs Buena alimentación.
Mostrar todo

Acoso escolar. Vence al odio con la no-violencia

Vivimos en un tiempo donde nos estamos dando cuenta, una vez más, que somos más fuertes unidos que separados, donde el individualismo y el egoísmo crean caos, y separan a una sociedad que necesita de solidaridad en  tiempos  difíciles.Es por ello que el día de hoy queremos hablar de acoso escolar y de las causas del mismo y exhortar también a quienes lo padecen a tomar cartas sobre el asunto.

¿De dónde viene el acoso escolar?

Para encontrar las causas del acoso o bullying, hay que tener en cuenta numerosos factores: educativos, emocionales, sociales, jurídicos, psicológicos; y quizás debamos comenzar desde un punto de vista esencialmente sociológico.

En este sentido, partiendo de esta premisa, los jóvenes y adolescentes se encuentran en una fase de exploración en todos los sentidos: personal, social, sexual. En definitiva, una búsqueda de su propia existencia, sobre qué lugar desean ocupar y cómo, buscan su propio espacio, definirse como personas. Este es el origen de las causas del bullying.

Esto, en ocasiones, llevado hasta sus últimas consecuencias, genera que por el deseo de encajar y llevarse por sus impulsos, cometan actos descontrolados y que se les escapen de las manos, surgiendo así los inicios del acoso.

El acosador desea irrefrenablemente su pertenencia al grupo social, en esos momentos de su desarrollo emocional, su círculo de amistades es lo primero y cualquier aspecto que marque un elemento de diferencia o distanciamiento de su grupo es visto con recelo.

Por eso, quienes muestren alguna característica, personalidad u otra circunstancia independiente que contradiga la estructura social marcada son susceptibles de ser objeto de burlas por parte de sus compañeros, lo que  puede explicar las causas del bullying.

En este sentido, las víctimas que sufren ciberataques no presentan un perfil único, pueden ser menores introvertidos, con baja autoestima y escasa red social; pero también alumnos considerados irritantes por el grupo, brillantes en sus estudios o con alguna diferencia física o psicológica apreciable.

acoso-escolar-bullying-icel-violencia-icel

El ciberbullying

Sin embargo, una cosa está clara, no poseen las herramientas y técnicas adecuadas para salir airosas de estas situaciones de acoso público, ni de las que se realizan a través de internet y las nuevas tecnologías, lo que conocemos como ciberbullying.

Por tanto, los acosadores buscan la marginación o aislamiento social de la persona o personas acosadas a través de internet. Con la agresión electrónica actúan tras una máscara, protegiéndose en el anonimato, ya sea de forma individual o en grupo.

El acosador va a buscar siempre la diferencia, tanteando a su posible “presa” y la falta de respuesta ante sus ataques, conductas  huidizas, timoratas o  cualquier otra señal de debilidad de carácter, por ejemplo, quedarse callado tratando de evitar la situación, van determinar que elija a un perjudicado y le mortifique.

Es de imaginar la dificultad que implica reconocer que uno sufre algún tipo de acoso escolar, bullying o ciberbullying por la idea de sentirse frágil y de que no es capaz de solucionar las cosas por sí mismo. 

En algunas ocasiones, el acoso es de índole sexual, ya sea por chantaje con publicar imágenes o videos de contenido íntimo o intimidaciones. 

Es muy importante solicitar el apoyo en las redes sociales mencionadas y denunciar ante las autoridades correspondientes, amparados por la ley Olimpia, misma que es un conjunto de reformas legislativas en varios estados de México encaminadas a reconocer la violencia digital y sancionar los delitos que violen la intimidad sexual de las personas a través de medios digitales.

Es de suma importancia entender que este tipo de imágenes y videos escalan rapidamente en las redes sociales, por lo que la manera de hacer frente es mencionar que quien debe sentir verguenza y recibir las consecuencias del acto es el victimario por violar la confianza que se le otorgó y no la victima que proporcionó su privacidad en total confianza. 

Ciberbullying-acoso-icel-maedidas

¿Qué hacer ante el bullying?

Es imprescindible asesorar, entrenar y acompañar a los menores en un seguimiento personalizado para que utilicen las herramientas de comunicación adecuadas y sepan solventar estas situaciones tan dolorosas, incluyendo la intervención psicológica y jurídica cuando las situaciones ya sean graves y llevan produciéndose un largo período de tiempo.

Cabe destacar que el seguimiento más importante es hacer que el afectado identifique las redes de apoyo con las que cuenta, ya que en ocasiones las personas que sufren acoso creen que no recibirán apoyo.

Si detectamos que alguien está siendo hostigado es necesario que nos acerquemos a la persona para apoyarla y evitar que piense que debe enfrentar sola la situación. 

Las redes de apoyo pueden ser los amigos, los papás, los profesores e incluso los orientadores en las escuelas.

Saúl Esparza*, escritor e investigador en Ciencias Sociales y Económicas, sugiere las tutorías académicas como espacios de interacción social que permitan acabar con el acoso y hostigamiento. 

En la escuela

Las tutorías académicas son intervenciones docentes en el proceso educativo que tienen como objetivo facilitar el desarrollo en la construcción de aprendizajes en distintas dimensiones: cognitiva, afectiva, sociocultural y existencial; con esta responsabilidad y cercanía que se crea entre los tutorados y los docentes da pie a crear un espacio de diálogo entre las partes afectadas, o bien, son un espacio de confianza para que la víctima tenga la orientación adecuada sobre que hacer frente al acoso.

Por otro lado, las escuelas pueden generar algún tipo de página o red social para que el afectado o sus allegados se puedan acercar a la institución y hacer una denuncia anónima, con el fin de poder recibir asesoramiento ante este tipo de acoso escolar.

No obstante, lo más importante es desarrollar habilidades de respuesta ante el acoso. Si bien, alguien que sufre bullying puede tener problemas de autoestima, es importante desarrollar habilidades sociales para dar respuesta confrontativa. 

Es bien conocido que los acosadores molestan sobre los sentimientos de minusvalía del otro, por eso, evitar engancharse con esos comentarios y responder con asertividad podría ahuyentar al acosador. Es decir, si el acosador me dice que estoy fea, darle por su lado, decirle: “sí estoy fea”. Frente a cualquier insulto, responder exactamente igual, mostrando indiferencia ante el comentario. 

Finalmente, el objetivo del acosador es provocar, pero si no mostramos afectación ante el acoso no habría razón para seguir molestando. Recordemos que para que exista una pelea deben al menos estar dos personas implicadas, si una de ellas no cae en provocaciones, no habrá dicha pelea. Y adiós al acoso escolar.

“Vence al odio con la no-violencia, derrota la maldad con la bondad.

Conquista al avaro con un regalo y a un mentiroso con la verdad”. 

Buda

Frente a todo, lo más importante es fomentar  en nuestros hijos, amigos, hermanos y compañeros un sentido de solidaridad y respeto, así como un sentido de compañerismo y amor por los tratos armoniosos donde exista la libertad ante los que piensan diferente, donde la amistad sea una valor incalculable.

“Porque ser libre no es solamente desamarrarse las propias cadenas,

sino vivir en una forma que respete y mejore la libertad de los demás”.

Nelson Mandela

Acoso-escolar-cuidarse-bullying-icel
maestra-acoso-nancy-icel-psicologia

Nancy Steffany Morales Morón

Licenciada en Psicología por la Universidad Nacional Autónoma de México; especialista en Desarrollo Humano también por la UNAM; y especialista en Consultoría Filosófica por el Centro Educativo para la Creación de Prácticas Filosóficas.

Ejerce como psicoterapeuta y como docente universitaria en campus Coacalco de Universidad ICEL.

maestro-amaury-acoso-icel-psicologia
Amaury Garbuno González

Docente en las áreas de Psicología en campus Coacalco, con 4 años de experiencia en Licenciatura. Licenciado en Psicología Social, cursando actualmente la maestría en Comunicación Social y con estudios sobre investigación en diseño y arte en la Facultad de Arte y Diseño de la UNAM, cursos de pintura en la Casa del Lago. Ha dirigido y codirigido dos semanas Culturales en el campus ICEL enfocadas al arte y la salud.

«Creo que el arte y la filosofía son herramientas indispensables para  todo, desde  el cómo expresarnos hasta la comprensión del mundo, Sin estas creo que yo no podría definirme de la misma forma».

Fuentes: 
*ESPARZA, S. (2020) Acoso psicológico y hostigamiento: la tutoría académica como parte de la solución.

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta