Chat with us, powered by LiveChat Ventajas de la alimentación basada en plantas - Universidad ICEL

Ventajas de la alimentación basada en plantas

planos-arquitectura-trazo
3 razones para estudiar Arquitectura
Regreso-a-clases-icel
Regreso a clases
Mostrar todo

Ventajas de la alimentación basada en plantas

tabla-verduras-sanas

Las dietas que prometen perder peso rápidamente y sin mucho esfuerzo, o que buscan ser una buena alternativa para ganar masa muscular e incrementar las capacidades atléticas, han existido desde hace más de 100 años. 

Anualmente, los puestos de ventas de revistas o librerías agregan varias docenas de tomos nuevos que prometen tener la dieta definitiva y perfecta, con la cual es imposible no obtener resultados en unas cuantas semanas. 

Sin embargo, casi siempre, las personas terminan abandonando estas dietas tras algunas semanas de obtener pobres resultados o ganar peso. 

¿Por qué parece que las dietas cetogénica, paleolítica, baja en carbohidratos, baja en grasa, entre otras, no son para todos?, ¿por qué tarde o temprano el peso perdido se recuperará irremediablemente?

Bueno, esto sucede por dos razones: 

  1. La mayoría de estas dietas incluyen alimentos que ni siquiera deberían formar parte de los hábitos alimenticios de los seres humanos.
  2. Somos herederos de los genes de nuestros ancestros, quienes se enfrentaban a largas temporadas de escasez de alimentos y, por lo tanto, sus cuerpos buscaban engordar pronto y fácilmente.
verduras-legumbres

¿Qué alimentación se recomienda?

Nuestros cuerpos están repletos de evidencias que prueban que estamos perfectamente adaptados al consumo de recursos de origen vegetal con gran carga de carbohidratos que son nuestro nutriente principal. 

Al igual que otros animales herbívoros, los humanos:

  • Producimos una saliva que contiene amilasa para facilitar el procesamiento de los almidones.
  • Nuestras piezas dentarias son planas y fijas a unas maxilas que, por su forma de articularse, permiten hacer movimientos laterales para macerar de forma eficiente la materia vegetal.
  • Tenemos un intestino que en longitud supera de 2 a 3 veces la altura de nuestro cuerpo. 
  • Hemos perdido la capacidad de sintetizar la vitamina C, debido a que la podemos obtener de los frutos que consumimos. 

En conclusión, no tenemos adaptaciones propias de un carnívoro, sin embargo, la carne, los lácteos, los huevos y el pescado son elementos que se pueden encontrar en casi todas las dietas que se promocionan año con año, a pesar de que son varios los estudios que demuestran la relación entre los alimentos de origen animal y el desarrollo de la obesidad y otras enfermedades crónicas.

verduras-verdes-tazon

¿Qué alimentación se seguía antes?

Por otra parte, si revisamos los hechos históricos, nos daremos cuenta que conseguir o cultivar alimentos siempre ha sido una tarea complicada y la comida siempre tendía a ser escasa en las sociedades de la antigüedad. 

Por ello, los que mejores oportunidades de sobrevivir tenían eran las personas con genes que les permitían acumular grasa para los tiempos de escasez, pero todo eso cambió a partir de la segunda mitad del siglo XX con la explosión de los supermercados con su enorme oferta de comida procesada, empaquetada y lista para servirse. 

No es entonces casualidad que, justamente para la década de los 70, comenzara a nivel mundial la epidemia de obesidad y diabetes, que a la fecha sigue cobrando miles de vidas a diario. 

¿Cuáles son los alimentos saludables?

Nos hemos alejado de la comida fresca y viva. Los frutos, las verduras, las semillas ricas en fitonutrientes como los frijoles, los garbanzos, los chícharos, y las raíces ricas en carbohidratos de alta calidad, como el camote, la papa o el betabel, son alimentos que nunca deberían faltar en la mesa para lograr una comida saludable.

Diversas investigaciones han demostrado que el llevar a cabo una alimentación basada en plantas reduce de manera importante los riesgos de padecer obesidad, diabetes, infartos, arteriosclerosis e incluso algunos tipos de cáncer.

Al final, no se trata de otra dieta milagrosa que a lo largo de unos cuantos meses nos va a ayudar a perder peso para después recuperarlo cuando dejemos de ser capaces de seguir las complicadas reglas de los libros de dietas, se trata de seguir el hábito de alimentación para el cual la naturaleza nos ha equipado, y de la cual podemos obtener todos los nutrientes que requerimos diariamente. 

Con una comida saludable basada en vegetales, semillas y frutos frescos, no tendría porqué ser tan complejo lograr una pérdida de peso y un estado de salud óptimo. 

Otra gran ventaja es que no requiere contar calorías ni medir porciones con precisión de relojero suizo, con la dieta basada en plantas, el cuerpo simplemente nos pide comer. Él se encarga del resto.

Gustavo Ramírez Hernández

Docente de la licenciatura en Nutrición de Universidad ICEL.

Biólogo egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, maestro en Ciencias Biológicas por el Instituto de Biología de la UNAM y candidato a doctor en Ciencias Biológicas por parte de este instituto.

Cuenta con más de 20 años de experiencia docente. Ha publicado artículos en el Canadian Journal of Zoology y en el Journal of Mammalogy.

Mejora el bienestar de las personas con la licenciatura en Nutrición. Te impulsamos con 50% de descuento en tu primera mensualidad y 20% de beca, a partir de la segunda. (válido durante el mes de octubre).

Las opiniones expresadas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista de Universidad ICEL.

Contáctanos

Si tienes alguna pregunta o consulta completa el siguiente formulario o envíanos un correo electrónico a atencion@icel.edu.mx

    Loading Facebook Comments ...

    Deja una respuesta