Chat with us, powered by LiveChat Conoce los tipos de lesiones en edificaciones (Parte 2) - Universidad ICEL

Conoce los tipos de lesiones en edificaciones (Parte 2)

mano-planos-arquitectura-icel
¿Qué es una falla estructural en arquitectura? (Parte 1)
cuaderno-plumas-estudios-comipems
Tips para tu examen COMIPEMS
Mostrar todo

Conoce los tipos de lesiones en edificaciones (Parte 2)

mano-planos-arquitectura-icel

Como se mencionó anteriormente, las lesiones en edificaciones se dividen en tres tipos: físicas, mecánicas y químicas.

Lesiones físicas

Son todas aquellas en que la problemática patológica se produce a causa de fenómenos físicos y, normalmente, su evolución dependerá también de estos procesos físicos. 

Las causas físicas más comunes en edificaciones son:

1. Humedad. Se produce cuando hay una presencia de agua en un porcentaje mayor al considerado como normal. La humedad puede llegar a producir variaciones de las características físicas de los materiales. 

pared-plantas-hongos-fallas-arquitectura

En función de la causa, podemos distinguir cinco tipos distintos de humedades en arquitectura:

  • De obra: es la generada durante el proceso constructivo, cuando no se ha propiciado la evaporación mediante un elemento de barrera.
  • Humedad capilar: es el agua que procede del suelo y asciende por los elementos verticales (mantos fréaticos).
  • Humedad de filtración: es la procedente del exterior y que penetra en el interior del edificio a través de fachadas o cubiertas.
  • Humedad de condensación: es producida por la condensación del vapor de agua desde los ambientes con mayor presión del vapor, como los interiores, hacia los de presión más baja, como los exteriores. 

Puede dividirse en tres subgrupos, dependiendo de la zona donde se halle la condensación:

  1. Condensación superficial interior: aparece en el interior de un cerramiento.
  2. Condensación intersticial: aparece en el interior de la masa del cerramiento o entre dos de sus capas.
  3. Condensación higroscópica: se produce dentro de la estructura porosa del material que contiene sales que facilitan la condensación del vapor de agua del ambiente.
pared-grafit-falla-humedad-icel
  • Humedad occidental: es producida por roturas de conducciones y cañerías y suele provocar focos muy puntuales de humedad.

2. Erosión. Es la pérdida o transformación superficial de un material y puede ser total o parcial.

  • Erosión atmosférica: es producida por la acción física de los agentes atmosféricos. Generalmente se trata de la meteorización de materiales pétreos provocada por la succión de agua de lluvia que, si va acompañada por posteriores heladas y su consecuente dilatación, rompe láminas superficiales del material constructivo.

3. Suciedad. Es el depósito de partículas en suspensión sobre la superficie de las fachadas. En algunos casos puede incluso llegar a penetrar en los poros superficiales de dichas fachadas.

Podemos distinguir dos tipos diferentes de suciedad en arquitectura:

  • Ensuciamiento por depósito: es producido por la simple acción de la gravedad sobre las partículas en suspensión en la atmósfera.
  • Ensuciamiento por lavado diferencial: es producido por partículas ensuciantes que penetran en el poro superficial del material por la acción del agua de lluvia y que tiene como consecuencia más característica los chorretones, que se ven habitualmente en las fachadas urbanas.

Lesiones mecánicas

Definimos como lesión mecánica aquella en la que predomina un factor mecánico que provoca movimientos, desgaste, aberturas o separaciones de materiales o elementos constructivos. 

Podemos dividir este tipo de lesiones en cinco apartados diferenciados:

1. Deformaciones. Son cualquier variación en la forma del material en los elementos estructurales, como de cerramiento, y que son consecuencia de esfuerzos mecánicos producidos durante la ejecución o cuando esta entra en carga.

Entre estas lesiones, diferenciamos cuatro subgrupos que, a su vez, pueden ser origen de lesiones secundarias como fisuras, grietas y desprendimientos:

  • Flechas: son la consecuencia directa de la flexión de elementos horizontales debido a un exceso de cargas verticales o transmitida desde otros elementos a los que los elementos horizontales se encuentran unidos por empotramiento.
  • Pandeos: se producen como consecuencia de un esfuerzo de compresión que sobrepasa la capacidad de deformación de un elemento vertical.
  • Desplomes: son la consecuencia de empujes horizontales sobre la cabeza de elementos verticales.
  • Alabeos: son la consecuencia de la rotación de elementos debido, generalmente, a esfuerzos horizontales.

2. Grietas: se trata de aberturas longitudinales que afectan a todo el espesor de un elemento constructivo o estructural. Hay que aclarar que las aberturas que solo afectan a la superficie o acabado superficial superpuesto de un elemento constructivo no se consideran grietas sino fisuras. 

Dentro de las grietas, y en función del tipo de esfuerzos mecánicos que las originan, distinguimos dos grupos:

  1. Por exceso de carga: son las grietas que afectan a elementos estructurales o de cerramiento al ser sometidos a cargas para las que no estaban diseñados. Este tipo de grietas requieren, generalmente, un refuerzo para mantener la seguridad de la unidad constructiva.
  2. Por dilataciones y contracciones higrotérmicas: son las grietas que afectan sobre todo a elementos de cerramientos de fachada o cubierta, pero que también pueden afectar a las estructuras cuando no se prevén las juntas de dilatación.

3. Fisuras: son aberturas longitudinales que afectan a la superficie o al acabado de un elemento constructivo. Aunque su sintomatología es similar a la de las grietas, su origen y evolución son distintos y en algunos casos se consideran una etapa previa a la aparición de las grietas. 

Subdividimos las fisuras en dos grupos:

  1. Reflejo del soporte: es la fisura que se produce sobre el soporte cuando se da una discontinuidad constructiva, por una junta, por falta de adherencia o por deformación, cuando el soporte es sometido a un movimiento que no puede resistir.
  2. Inherente al acabado: en este caso, la fisura se produce por movimientos de dilatación-contracción, en el caso de los chapados y de los alicatados; y por retracción, en el caso de morteros.

4. Desprendimiento. Es la separación entre un material de acabado y el soporte al que está aplicado por falta de adherencia entre ambos. Suele producirse como consecuencia de otras lesiones previas, como humedades, deformaciones o grietas. 

Los desprendimientos en edificaciones afectan tanto a los acabados continuos, como a los acabados por elementos, a los que hay que prestar una atención especial porque representan un peligro.

5. Erosiones mecánicas. Son las pérdidas de material superficial debido a esfuerzos mecánicos, como golpes o rozaduras. Aunque normalmente se producen en el pavimento, también pueden aparecer erosiones en las partes bajas de fachadas y tabiques, e incluso en las partes altas y cornisas debido a las partículas que transporta el viento.

Lesiones químicas

Son las lesiones que se producen a partir de un proceso patológico de carácter químico y, aunque este no tiene relación alguna con los restantes procesos patológicos y sus lesiones, su sintomatología en muchas ocasiones se confunde. 

El origen de las lesiones químicas suele ser la presencia de sales, ácidos o álcalis que reaccionan provocando descomposiciones que afectan a la integridad del material y reducen su durabilidad. 

Este tipo de lesiones en arquitectura se subdividen en cuatro grupos diferenciados:

1. Eflorescencias. Suele tener como causa directa previa la aparición de humedad. Los materiales contienen sales solubles y estas son arrastradas por el agua hacia el exterior durante su evaporación y cristalizan en la superficie del material. Esta cristalización suele presentar formas geométricas similares a flores y que varían dependiendo del tipo de cristal. 

2. Oxidaciones y corrosiones. Son un conjunto de transformaciones moleculares que tienen como consecuencia la pérdida de material en la superficie de metales como el hierro y el acero. Sus procesos patológicos son químicamente diferentes, pero se consideran un solo grupo porque son prácticamente simultáneos y tienen una sintomatología muy similar.

  • Oxidación: la superficie del metal puro o en aleación tiende a transformarse en óxido que es químicamente más estable y, de este modo, protege al resto del metal de la acción del oxígeno.
  • Corrosión: es la pérdida progresiva de partículas de la superficie del metal. 

3. Organismos. Tanto los organismos animales como vegetales pueden llegar a afectar la superficie de los materiales. Su proceso patológico es fundamentalmente químico, puesto que segregan sustancias que alteran la estructura química del material donde se alojan, pero también afectan al material en su estructura física. 

Entre los organismos podemos diferenciar dos grupos:

  • Animales: suelen afectar y, en muchas ocasiones, deteriorar los materiales constructivos, sobre todo, los insectos que a menudo se alojan en el interior del material y se alimentan de este, pero también los considerados animales de peso, como las aves o pequeños mamíferos que causan principalmente lesiones erosivas.
  • Plantas: entre las que pueden afectar a los materiales constructivos se encuentran las de porte, que causan lesiones debido a su peso o a la acción de sus raíces; pero también las plantas microscópicas, que causan lesiones mediante ataques químicos. 
plantas-techo-fallas-arquitectura-icel

Las plantas microscópicas se subdividen a su vez en:

  • Mohos: que se encuentran, casi siempre, en los materiales porosos, donde desprenden sustancias químicas que producen cambios de color, de olor, de aspecto y a veces incluso erosiones.
  • Hongos: que atacan normalmente a la madera y pueden llegar incluso a acabar destruyéndola por completo.

Causas de una lesión en arquitectura

Cuando únicamente nos limitamos a resolver la lesión, descartando la causa, la lesión acabará apareciendo de nuevo.

Una lesión en arquitectura puede tener una o varias causas por lo que es imprescindible su identificación y un estudio tipológico de las mismas. 

Las causas se dividen en dos grandes grupos:

1. Directas: cuando son el origen inmediato del proceso patológico, como los esfuerzos mecánicos, agentes atmosféricos, contaminación, etc.
2. Indirectas: cuando se trata de errores y defectos de diseño o ejecución. Son las que primero se deben tener en cuenta a la hora de prevenir.

Leer Parte 1

Brenda-Aralia-Curiel-Razo-profesora-arquitectura-Cuautitlán

Arq. Brenda Curiel Razo

Docente de campus Cuautitlán, de Universidad ICEL.

Es licenciada en Arquitectura con especialidad en Control de Obra y Precios Unitarios.

Ha trabajado en diferentes empresas como Kaltsa, Constructora Metropolitana Urbi, Consorcio Ara y en el Ayuntamiento de Tlalnepantla de Baz.

Estudia la licenciatura en Arquitectura en Universidad ICEL, para que aprendas a identificar lesiones en edificaciones.

Recibe 20% de beca para todos tus estudios más 1000 pesos de bono en tu primera parcialidad (válido hasta el 30 de junio de 2021).

Contáctanos

Si tienes alguna pregunta o consulta completa el siguiente formulario o envíanos un correo electrónico a informesicel@icel.edu.mx.

    Loading Facebook Comments ...

    Deja una respuesta