A 89 años de la primera Ley Federal del Trabajo - Universidad ICEL

A 89 años de la primera Ley Federal del Trabajo

El uso correcto de los hashtags en medios sociales
19 agosto 2020
Cualidades de un programador
12 septiembre 2020
Mostrar todo

A 89 años de la primera Ley Federal del Trabajo

El 28 de agosto de 1931 entró en vigor la Ley Federal del Trabajo, con el objetivo de hacer válidos los derechos de los trabajadores, como el acceso a la seguridad social o la garantía de condiciones óptimas de seguridad e higiene para los empleados.

Para conmemorar la importancia de esta fecha, expertos del campus Lomas Verdes realizaron un análisis sobre las reformas a esta ley y los retos en México para mejorar la calidad de vida de los trabajadores.

La última reforma laboral, que se llevó a cabo en 2019, fue benéfica, ya que tiene como finalidad “cuidar, vigilar y sancionar cualquier omisión en los derechos de los trabajadores por parte del patrón, tales como contratos individuales de trabajo, prestaciones, seguridad social, vacaciones, aguinaldos, y pensiones”, explicó Juan Carlos Villafaña Elizondo, docente de la carrera de Derecho.

Modelo outsourcing o subcontratación.

Sin embargo, un tema controversial ha sido la contratación por outsourcing.

Para el maestro en Derecho y Educación, Manuel Iván Soto Vélez, este tipo de contratación representa “un abuso y violación de los derechos humanos para con los trabajadores y sus familias”. Si se derogan estos contratos, las empresas no tendrían la facultad de deducir impuestos, por lo que no se vería afectado el erario público.

También resaltó la importancia de crear nuevos programas que apoyen a las pequeñas y medianas empresas.

“Todos tenemos conocimiento de que las empresas no quieren adquirir compromiso con sus trabajadores y este sistema de contratación fue el predilecto por muchas entidades para deslindarse del cumplimiento de obligaciones laborales y de seguridad social”, opinó la docente de la carrera de Administración de Empresas, Jessica Osorio Silva.

Asimismo, la profesora afirma que “aquella empresa que realice la subcontratación laboral debe hacer un contrato por escrito y asegurarse que se cumplan todas y cada una de las obligaciones en materia de seguridad social. Esto, sin duda, es un reto y compromiso ante una demanda social que se ha venido incrementando en los últimos años”.

Nuevo derecho procesal de trabajo

Uno de los beneficios para Villafaña Elizondo fue la creación de los juzgados laborales, dependientes del Poder Judicial de la Federación, tratándose del ámbito Federal, y de los Tribunales superiores de Justicia de los Estados, tratándose del ámbito local. 

La finalidad de estos “es tratar de conciliar los conflictos entre patrones y trabajadores en una forma más rápida y eficiente, en un lapso no mayor a treinta días. En caso de no llegar a un acuerdo, la demanda se turnará al juzgado laboral correspondiente, donde ahora no habrá que esperar hasta la audiencia conciliatoria para contestar la demanda hasta que se emita la resolución correspondiente, logrando con ello una justicia pronta y expedita en materia de trabajo”, expuso.

Libre Sindicalización

Con esta nueva reforma se permite a los trabajadores decidir si forman parte o no de un sindicato, “un derecho constitucional que durante tantos años fue violado por la autoridad laboral”, mencionó Villafaña.

También se permite que los trabajadores lleven a cabo el derecho a huelga. “Para llevar a cabo el emplazamiento a huelga es necesario contar con la toma de nota del sindicato, asamblea correspondiente y el voto de la mayoría de los trabajadores, derecho que tenían en total control los sindicatos y que ahora ya nos les favorece”.

Nuevos retos

“Es innegable el hecho que vivimos en un mundo cambiante y dinámico, por ende, ante los retos que se enfrentan a nivel mundial y derivado de la integración en la economía de carácter internacional por medio de los tratados en dicha materia, se debe contar con los ordenamientos jurídicos que respondan a las demandas del ámbito actual”, enfatizó Osorio Silva.

“Todos los trabajadores, sin distinción de nivel o de puesto, deberían gozar por lo menos de las prestaciones básicas en materia de seguridad social, como lo es la de salud y de vivienda.  Estas prestaciones deberán ser proporcionadas por las empresas en convenio con el estado ya sea en un nivel estatal o bien federal para que de esta manera tampoco este último sector registre pérdidas económicas”, finalizó Soto Vélez.


Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta