Chat with us, powered by LiveChat ¿Cómo proteger a los niños de maltratos físicos, emocionales y mentales? - Universidad ICEL

¿Cómo proteger a los niños de maltratos físicos, emocionales y mentales?

Tips para fotógrafos principiantes
mujer-megafono-gritando-libertad-expresion
Cuáles son las limitaciones para la libertad de expresión
Mostrar todo

¿Cómo proteger a los niños de maltratos físicos, emocionales y mentales?

De acuerdo con datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la pandemia por COVID-19 ha generado un aumento del 30% de reportes de casos de violencia contra niños, niñas y adolescentes.*

¿Sabías que la negligencia o la privación también son una forma de violencia infantil?

Reconocer las diversas formas de violencia, el acceso a la información y la salud mental son fundamentales para la prevención del maltrato a niños, niñas y adolescentes. 

Cuando hablamos de maltrato infantil, solemos pensar en situaciones aberrantes como el abuso sexual o golpes, sin embargo, es importarte generar un cambio de conciencia y reconocer también otras formas de maltrato que socialmente se han normalizado y perpetúan la cadena de violencia que permea en nuestra sociedad. 

“El maltrato infantil es toda agresión u omisión intencional, física, sexual, psicológica o negligente, contra una persona menor edad”.** 

Tipos de violencia infantil

Con esta definición, entendemos entonces que socialmente aceptamos diversas formas de maltrato infantil, como lo son:

  • Malos tratos. “Qué burro eres”, “eres una mentirosa” “qué inútil” “deberías ser como tu hermano”; frases como estas lastiman emocionalmente y dejan huellas que afectan la seguridad y autoestima del menor.
  • Disciplina violenta. Ideas como: “más vale una nalgada a tiempo”, promueven el uso del castigo corporal, el cual tiene por objeto causar cierto grado de dolor o malestar, aunque sea leve, y hace uso de la fuerza física contra el menor. La violencia no educa y es fundamental eliminar estas formas de disciplina. 
  • Negligencia. Faltar a la escuela constantemente, no atender la salud bucal o alimentar con chatarra son formas de negligencia hacia un menor y, por lo tanto, formas de maltrato infantil

En la actualidad, las investigaciones y los estudios en neurología han demostrado que el maltrato infantil genera cambios en el desarrollo cerebral (fallos en los procesos de neurogénesis, daños en el hipocampo, amígdala y la corteza cerebral), los cuales se reflejan en problemas de atención, memoria y lenguaje, y a quienes lo sufren les es difícil generar relaciones y adaptarse a la escuela, así como dificultades de empatía y hostilidad.*** 

Si el maltrato puede generar esos cambios en la arquitectura cerebral, podemos entender entonces las profundas huellas que deja a nivel emocional y el impacto en las relaciones que ese niño, niña o adolescente establecerá a lo largo de su vida con sus padres, con su pareja y con sus propios hijos, manteniendo de esta forma una cadena de maltrato profundamente difícil de romper.

¿Cuál es el papel del psicólogo y pedagogo ante una situación de violencia infantil?

Es fundamental generar intervenciones integrales y especializadas desde diversos ámbitos:

  • Con el niño, niña o adolescente: Es fundamental una intervención profesional, integral y ética desde una perspectiva de derechos humanos que permita una detección e intervención oportuna, así como favorecer la cultura de la prevención de la violencia.
  • Con los colegios y docentes: Proveer herramientas que permitan que el docente identifique y sepa cómo proceder para canalizar y ofrecer el apoyo adecuado a sus alumnos. De igual forma, sensibilizar y concientizar sobre la intervención que se realiza en el aula y la importancia de instituciones libres de cualquier tipo de violencia. 
  • Con los padres y madres de familia: Ayudar a concientizar a los padres respecto a las diversas formas de violencia, que reconozcan los estilos de crianza que emplean y los lazos de apego que están generando con sus hijos, así como la importancia de reconocer y sanar sus propias heridas para así romper la cadena de violencia.

Como puedes ver, en temas tan sensibles como este, la intervención especializada es crucial para poder proteger y prevenir maltratos físicos, emocionales y mentales en la infancia.

Yadira Hernández Centeno 
Docente de la licenciatura en Psicología en Universidad ICEL.

Licenciada en Psicología por la Facultad de Estudios Superiores (UNAM) Campus Iztacala. Cuenta con un diplomado en Terapia Cognitivo Conductual a niños y adolescentes por el Instituto Cognitivo-Conductual de Salud Mental de México (INCOSAME). También tiene un diplomado en Psicopedagogía por la Universidad Salesiana.

Es directora de una  primaria privada y psicóloga clínica particular. 

Fuentes:

* Detrás de puertas cerradas: el impacto de la violencia doméstica en los niños; Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF): Nueva York, NY, EE. UU., 2006.

** Modovar, C. y Ubedea, M. (2017). La violencia en la primera infancia. Marco Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe.

*** Amores-Villalba, A., y Mateos-Mateos, R. (2017). Revisión de la neuropsicología del maltrato infantil: la neurobiología y el perfil neuropsicológico de las víctimas de abusos en la infancia. ScienceDirect.

Estudia Psicología en Universidad ICEL y recibe 20% de beca para todos tus estudios más 1000 pesos de bono en tu primera parcialidad (válido hasta el 31 de mayo).

Contáctanos

Si tienes alguna pregunta o consulta completa el siguiente formulario o envíanos un correo electrónico a informesicel@icel.edu.mx.

    Loading Facebook Comments ...

    Deja una respuesta